15.3 C
Gijón
domingo, 16 mayo 2021
Inicio Ültimas Noticias de Gijón Medio Ambiente Ciudadanos lamenta la reducción de las zonas reservadas para perros sueltos

Ciudadanos lamenta la reducción de las zonas reservadas para perros sueltos

El concejal de Ciudadanos, Rubén Pérez Carcedo, ha lamentado la perdida de zonas para perros sueltos en la ciudad, algo que no parece muy lógico ya que cada vez hay más mascotas en la ciudad y por lo tanto mayor necesidad de estos espacios, “en total según se nos ha informado hoy en la comisión se perderán un total de cuatro espacios que suponen una merma de 4.815 metros cuadrados de superficie destinada a perros sueltos

También, cuestionó alguno de los cambios ya que la ubicación de algunas de las propuestas no es la más apropiada y podría generar más problemas que los que se supone se pretende solucionar con la reordenación, tal y como por ejemplo están denunciado los usuarios de las zonas de Las Industrias y Mata-Jove que desaparecen, creándose una nueva en la calle Nuñez de Balboa que está junto a una terraza hostelera muy concurrida, y que además supone una perdida de más de 600 metros cuadrados en la zona.

Así, señaló que los afectados han iniciado una recogida de firmas y presentado escritos al registro municipal cuestionando esta reordenación. Por eso, desde la formación centrista consideran que lo más razonable es que esta reordenación se hubiera acometido en diálogo con los usuarios de las zonas afectadas, y no desde la imposición y la unilateralidad a las que tan acostumbrados nos tiene este Gobierno.

En este sentido, ha urgido a la concejala de Salud Animal a que centre sus esfuerzos en los compromisos que adquirió desde el comienzo del mandato como la reactivación del consejo de Bienestar Animal, un foro que, por cierto, hubiera sido el apropiado para debatir esta propuesta de reordenación, así como a presentar y comenzar la tramitación de la nueva ordenanza de tenencia de animales, “mejor centraba sus esfuerzos en cumplir sus compromisos con la ciudadanía que en abordar una reordenación de las zonas para perros sueltos que nadie pedía, más allá de algunos problemas puntales que se podrían solventar con otras medidas como la instalación de elementos físicos que las delimites cuando sean inseguras o puedan generar problemas de convivencia con su entorno”