Xixón Sí Puede (XsP) lleva al Pleno una propuesta en relación a las 37 familias de La Camocha en riesgo de perder sus viviendas, de las que 10 tienen pendiente un acto de conciliación, habiendo sido ya comunicado al menos en dos casos y estando el resto pendiente. “Seguiremos apoyando a los vecinos de La Camocha en riesgo de perder un hogar y de que les roben parte de su vida: hay que priorizar el derecho a la vivienda ante una injusticia de tal calibre como esta”, mantiene Estefanía Puente, concejala de XsP responsable de Servicios Sociales, Vivienda y Juventud.

Desde el grupo municipal se recuerda que esta situación se origina tras una estafa de algunos administradores de la empresa Mina La Camocha, por la que fueron condenados tres directivos, “y resulta que quienes tienen que pagar el pato de la estafa son los vecinos y vecinas”, apunta la edil de XsP. “A esto se unen una serie de irregularidades como las tasaciones con cantidades superiores al precio de mercado, incluso sin que se revisaran todas las viviendas directamente, o que no se tengan en cuenta los arreglos y mejoras hechos por los y las inquilinas a lo largo de los años, ya que esas mejoras no se deben a inversiones que hiciera Mina La Camocha”, continúa.

Ante este panorama, XsP demanda en su propuesta plenaria que tanto el Gobierno asturiano como el municipal ponga a disposición de todas las familias afectadas los recursos técnicos-jurídicos necesarios para obtener una solución satisfactoria del conflicto, que pasa porque los y las vecinas continúen en sus viviendas. Otra de las cuestiones que se incluyen es instar al Gobierno autonómico y al municipal a garantizar una alternativa habitacional urgente e inmediata en el supuesto de que hubiera algún caso de familias afectadas sin posibilidad de mantener su vivienda.

“No queremos que se llegue al punto de que nadie pierda su vivienda, pero si llegara a suceder   no podemos olvidar que ante el mínimo riesgo hay que garantizar que se dé una respuesta inmediata”, señala Estefanía Puente. Por último, XsP exige en su propuesta al Gobierno de Asturias que realice todas las gestiones oportunas por todas las vías posibles para la adquisición de las viviendas afectadas a precios adecuados  y no superiores a los existentes en el mercado: “El objetivo sería que a continuación se cedan las viviendas a los y las vecinas que ya las habitan, bien a través de un alquiler social o incluso a través de la venta”, expone la concejala de XsP.

Desde XsP se destaca que esta iniciativa por parte del Principado no sería ninguna novedad, ya que procedimientos similares se siguieron con viviendas de la antigua Ensidesa o las de la  Hullera Vasco-Leonesa en el pueblo leonés de Ciñera. “No partimos de cero, es posible dar una solución desde la administración. El Principado, que es quien tiene competencias en vivienda, debe garantizar que estas familias no pierdan sus viviendas. No vale echar balones de fuera ni dar excusas: las administraciones públicas tienen que velar por el derecho a la vivienda”, remarca Puente. En este sentido, el grupo municipal confía en que la iniciativa salga adelante en el Pleno: “Esperamos que podamos sumar una única voz para apoyar a los y las vecinas y para exigir a las administraciones que hagan su trabajo”, indica la edil de XsP.

Herminio Torre, presidente de la asociación vecinal Vega-La Camocha, cuenta que muchas de las 37 viviendas afectadas fueron las últimas construidas en el marco de la actividad Mina La Camocha hace 56 años: “Ahora, por los desmanes de los empresarios mineros, pretenden hacer uso de los pocos activos que le quedan a la empresa como son las viviendas. Viviendas que después de 56 años ya han sido amortizadas y ahora se piden unos precios desorbitados a inquilinos que en algún caso pueden tener una pensión de 500 o 600 euros”.

La asociación Vega-La Camocha se ha reunido con la asociación que gestionó un conflicto similar en Ciñera, donde la Junta de Castilla y León compró todas las viviendas antes las exigencias de la concursal de la Hullera Vasco-Leonesa: “La Junta de Castilla y León, al comprar las viviendas, facilitó a los y las inquilinas que las adquirieran a un precio módico. Así, por ejemplo, una vivienda de 80 m² con jardín tenían un precio de 12.000 euros y la de 60 m²  sin jardín a 7.000 euros”, relata Torre.

Esta es la vía que el vecindario reclama que se siga: “Pedimos a la concursal que se siente, que nos diga cuánto pueden costar las casas, y que el Principado tome la iniciativa y haga lo correcto”, afirma el presidente de la asociación Vega-La Camocha. Por el momento, mientras llegan las notificaciones, las familias de La Camocha viven en una situación de incertidumbre y angustia que ya está teniendo consecuencias en la salud de las personas afectadas. “Estas familias tienen un sinvivir y una persona ya ha sufrido un ictus cerebral. Todos los grupos tienen que hablar con una voz única y hacer todo lo posible para garantizar la vivienda”, mantiene Torre.

Adrián Arias, por parte de la Federación de Asociaciones Vecinales Urbana, muestra su respaldo a este colectivo y advierte que, a las notificaciones que están llegando al vecindario en las que se les solicita hacer la entrega de lleve, la respuesta va a ser un no rotundo.