El Ayuntamiento de Gijón inició el pasado lunes, 20 de julio, una campaña de control para evitar que las bicicletas y los patinetes eléctricos circulen por las aceras de la ciudad.

Agentes de la Policía Local desarrollaron una labor informativa y de sensibilización durante la primera semana de campaña y, a partir de este 27 de julio, comenzarán a sancionar a quienes transiten por espacios no permitidos. El objetivo es favorecer la seguridad y la convivencia entre todas las personas usuarias de la vía pública.

Las concejalías competentes en movilidad y seguridad recuerdan que las aceras y zonas peatonales son espacios exclusivos para peatones, por lo que bicicletas y patinetes deben utilizar la calzada, carriles y aceras bici y otras zonas señalizadas de uso compartido.

Estas últimas están expresamente señalizadas como zonas compartidas, lo cual significa que la prioridad es de los peatones y que tanto bicicletas como patinetes eléctricos deben reducir la velocidad y detenerse y bajarse del vehículo cuando sea preciso.