ArcelorMittal ha tomado la decisión de extender la parada planeada en el cuarto trimestre de este año para la reparación de un alto horno en su planta de Asturias.

Esta situación se enmarca dentro de las medidas adicionales adoptadas por la compañía siderúrgica mundial para ajustar su producción en Europa ante la debilidad de la demanda y los altos niveles de importaciones. ArcelorMittal señaló hace unas semanas que reducirá la producción en Asturias debido a que los costes de la electricidad en España “son muy altos”.