Los bomberos de Gijón tuvieron que liberar ese martes a un adolescente de 15 años cuyo dedo quedó atrapado en una silla en el centro público.

El menor habría introducido un dedo en un agujero de la silla en la que estaba sentado y fue incapaz de liberarse por sus propios medios. Tanto sus amigos como el personal de la instalación trataron de ayudarle sin resultados, por lo que optaron entonces por reclamar la presencia de los bomberos.

El dedo se encontraba muy hinchado, por lo que los bomberos decidieron serrar la silla como medida menos drástica para evitar que el joven resultase herido.

Los bomberos auxilian a un adolescente que tenía atrapado un dedo en una silla de la biblioteca Jovellanos
4.7 (94%) 20 voto[s]