El Cuerpo Nacional de Policía ha arrestado a un vecino de Candás, de 44 años, por acceder al vestuario privado de una empresa de radiadores de Tremañes y robar del dinero de los trabajadores.

Un trabajador denunció que le habían sustraído la cartera con más de 1.000 euros, que tenía en sus ropas guardadas dentro del vestuario de acceso solo al personal autorizado.

El hurto se produjo después de que, mientras un cliente hablaba con el encargado y escogía el modelo radiador adecuado para su automóvil, el detenido fuese al aseo sin pedir permiso a nadie del personal autorizado. Tras su marcha, los empleados se percataron de que las prendas de ropa del vestuario habían sido revisadas.

En las grabaciones de seguridad se comprobaron cómo esta persona entraba y salía del baño en tres ocasiones consecutivas, asegurándose de que no era visto por ningún empleado.