Xixón Sí Puede (XsP) presentó un ruego en la Comisión de Participación Ciudadana, Deportes, Igualdad, Juventud y Festejos celebrada el pasado 15 de junio para que se facilitara la participación en el Concurso Hípico de Gijón CSIO 5 de jinetes y amazonas asturianas o locales en las plazas wildcards (tarjeta de invitación). Hasta ahora, dentro de las plazas reservadas, las que no son ocupadas por deportistas de la Federación Hípica Española o patrocinadores del evento, entre 2 y 4, se vinculan al alquiler de una mesa VIP por un precio de unos 2.900 €. Este sistema impide que deportistas asturianos con buenos resultados pero con pocos recursos económicos accedan a participar en el Campeonato.

En la Comisión, el concejal forista Jesús Martínez que preside la misma, aceptó el ruego de XsP indicando que se daba el visto bueno a la presencia de dos jinetes o amazonas asturianas en el CSIO Gijón 2018. De esta manera, este mes de julio se anunciaba que el Patronato Deportivo Municipal (PDM) de Gijón, organizador del Concurso de Saltos Internacional, y la Federación Hípica del Principado de Asturias han formalizado un acuerdo de colaboración para estimular la participación de las amazonas y los jinetes asturianos en la edición 2018 del CSIO.

“Esta iniciativa trata de recuperar el espíritu popular que ha tenido siempre el Campeonato de Saltos de Gijón y que en las últimas décadas se venía perdiendo al caer en cierta mercantilización”, apunta Orlando Fernández Casanueva, concejal de Xixón Sí Puede. “Hasta ahora, los y las competidoras que querían acceder a las pruebas tenían que asociarse a patrocinadores y pagar hasta 2.900€ para concurrir en las plazas conocidas como wildcars. De esta manera se contribuye a recuperar el espíritu inicial característico de nuestro Campeonato de Saltos”, añade el edil de XsP.

La Federación Hípica Española disponía en las ediciones anteriores de la CSIO 5 de 15 plazas, de las cuales entre 10 y 12 se reservan para las amazonas y los jinetes españoles más destacados en el ranking según el criterio de la Federación. Las 3 o 4 plazas sobrantes, las denominadas wildcards, acostumbraban a ser repartidas entre los patrocinadores del evento que tengan caballos y estén interesados en participar.

Sin embargo, los patrocinadores no suelen ocupar todas las plazas wildcard, por lo que terminaban vinculándose a las mesas VIPs para ver las pruebas a un precio de unos 2.900€. Una cifra lejos del alcance de muchas de las personas involucradas en este deporte. Por este motivo, XsP pidió en Comisión que se reservaran al menos dos wildcard para que amazonas o jinetes asturianos o locales puedan acceder a estas plazas mediante un sistema de concurrencia transparente considerando su capacitación deportiva.