El portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos, Jose Carlos Fernández Sarasola, ha registrado esta mañana un ruego en el que solicita una serie de información sobre el estado de edificios y solares abandonados del barrio de Cimavilla, para conocer la realidad de los mismos tras haberse derrumbado un edificio el pasado sábado.

Concretamente solicitará la siguiente información:

  • Relación de todos los solares sin edificar.
  • Relación de todos los inmuebles con expedientes de Disciplina Urbanística abiertos por defectos en el deber de conservación.
  • Relación de inmuebles que se hayan declarado en ruina.
  • Relación de inmuebles que hayan sido destinatarios de órdenes de ejecución.

Con esta información desde Ciudadanos se quiere comprobar que el Ayuntamiento está cumpliendo con su obligación de velar por el cumplimiento de las obligaciones urbanísticas que tienen los propietarios para mantener sus solares en perfecto estado de seguridad, salubridad y ornato público.

Además, recordó que en el Plan Especial de Reforma Interior de Cimadevilla se establecían una serie de plazos para la edificación de solares y rehabilitación de edificios, y quieren saber que es lo que desde el Ayuntamiento se ha estado haciendo para que sus propietarios los cumplan. Para ello, señaló que hay una serie de instrumentos que se pueden utilizar para ello como apercibimientos, órdenes de ejecución, multas coercitivas o ejecuciones subsidiarias.

“Mucho nos tememos que desde el Ayuntamiento no se está haciendo todo lo que está es sus manos para hacer cumplir a los propietarios con sus obligaciones en materia urbanística, basta con dar una vuelta por Cimavilla para poder comprobar el estado lamentable en el que se encuentran algunos edificios y la presencia de solares abandonados”, señaló Sarasola

Y a su juicio esto se debe a la falta de voluntad política de este gobierno que mantiene infradotado tanto de medios presupuestarios como de humanos al servicio de Licencias y Disciplina Urbanística, así, por ejemplo, señaló que el presupuesto de 2017 tan sólo había 60.000 euros para la realización de ejecuciones subsidiarias.

“La ciudad, y mucho menos el centro histórico, no pueden seguir más tiempo con edificios y solares en mal estado. El Gobierno Municipal debe priorizar y cumplir con sus obligaciones y para ello es necesario dotar a este servicio con los medios necesarios para que se pueda actuar con la máxima diligencia, y en caso de incumplimientos, proceder a ejecuciones subsidiarias cargando el coste de la operación a sus propietarios. Así, evitaríamos que se repitan sucesos como el del fin de semana”, concluyó.