El portavoz del PP, Pablo González, se ha mostrado sorprendido ante la decisión del concejal de Movilidad y Seguridad Ciudadana, Esteban Aparicio, de apoyar el establecimiento de una línea directa entre los profesionales del taxi y las policías Local y Nacional.

González, partidario de esta decisión, no entiende por tanto, el motivo por el que el Grupo municipal de Foro rechazó, el pasado mes de mayo, la propuesta del PP de establecer un canal de comunicación directo entre los responsables de seguridad de los establecimientos hosteleros de las zonas de ocio y la Policía Local.

Esta medida estaba incluida en una propuesta presentada por el Grupo municipal del PP que pedía la elaboración de un ‘Código de buenas prácticas’ de adhesión voluntaria por parte de los establecimientos hosteleros de las zonas de ocio nocturno, para prevenir y en su caso actuar, ante episodios de violencia.

González explica que el objetivo de la puesta en marcha de esta línea directa entre porteros y la Policía Local es “facilitar que los servicios públicos puedan actuar con rapidez en caso de producirse un altercado”.

Además, la propuesta popular contemplaba la necesidad de fijar pautas y protocolos para que los responsables de seguridad de estos locales conozcan cómo actuar antes de la llegada de las fuerzas de seguridad.

También pedía un aumento de la presencia policial en estas zonas con fines disuasorios y solicitar el compromiso de los hosteleros en el cumplimiento de horarios, aforos permitidos y prohibición de venta de alcohol a menores.