La Agrupación de Ciudadanos en Gijón ha celebrado esta semana una Asamblea de afiliados para presentar y debatir sobre las novedades que se pretenden incorporar al Plan General de Ordenación y a la revisión del Catálogo tras la fase de alegaciones.

En la misma se puso de manifiesto la necesidad de contar con un nuevo Plan General de Ordenación para salir de la complicada situación urbanística en la que se la haya la ciudad tras la anulación de los dos planes anteriores, y sobre la que nadie ha asumido ninguna responsabilidad política a pesar de los más evidentes perjuicios que ha tenido para Gijón, y por ello harán todo lo posible por alcanzar un acuerdo con el equipo de Gobierno.

“No podemos seguir regidos por un plan elaborado hace casi veinte años ni mantener en un limbo legal todas las actuaciones urbanísticas que se hicieron con posterioridad al año 2005. El crecimiento y desarrollo de Gijón no puede seguir paralizado”, afirmó el coordinador de la Agrupación de Ciudadanos, Rubén Pérez Carcedo, al comienzo de la Asamblea.

Si bien, se mostró especialmente critico con la solución ofrecida a los antiguos terrenos de Naval Gijón y se mostró partidario de que puedan albergar uso mixto.

“No le vemos ningún sentido al empecinamiento de pretender hacer un nuevo parque científico tecnológico en estos terrenos. No sólo retrasará la urbanización de esta zona de la ciudad profundamente degradada, sino que además es más que probable que no llegue a ver la luz. El propio plan prevé un crecimiento muy importante del actual Parque Científico Tecnológico y no parece que haya demanda suficiente de este tipo de suelo para cubrir ambas actuaciones”, explicó.

Por eso, Ciudadanos considera que se está perdiendo la oportunidad de recuperar ya esta fachada marítima e integrar este espacio en la ciudad. Si se abogara por un uso mixto, habría promotores interesados en esta operación. No se trata de especular sino de hacer una actuación similar a la que han hecho otras ciudades de España y Europa para regenerar antiguas zonas industriales permitiendo usos mixtos, incluido el residencial, especialmente cuando estas se ubican, como es el caso, cerca del centro de la ciudad”, detalló.

En cambio, se alegró que finalmente se haya dado marcha con la intención de expropiar el edificio del Rick’s y se plantee una playa verde más reducida. “Creemos que la solución ofrecida para este espacio es mucho más realista que la anterior y no desaprovecharemos el potencial económico que nos ofrece”, añadió.

Por último, se felicitó porque la última versión ha mejorado algunos aspectos respecto al documento que se había aprobado inicialmente pero aún así hay aspectos que siguen sin convencerles del todo y algunas alegaciones rechazadas que a su juicio deberían ser incorporadas, aunque sea parcialmente.

“En función del resultado final decidiremos si le damos nuestro apoyo para su aprobación definitiva o no, en todo caso, no vamos a entorpecer que Gijón cuente con un nuevo Plan por lo que salvo cambios significativos el voto en contra está descartado”, concluyó.