El Portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos, José Carlos Fernández Sarasola, ha anunciado esta mañana que su formación política ha registrado a través de su portavoz, Nicanor García Fernánez, una pregunta con carácter de urgencia al Consejero de Medio de Ambiente sobre si piensa emprender alguna actuación, de cara, a conocer la procedencia de las manchas de carbón que recurrentemente aparecen en la Playa de San Lorenzo.

Para la formación naranja, el Gobierno del Principado de Asturias no debe desentenderse de estas manchas de carbón que recurrentemente aparecen en la playa de San Lorenzo, y cuyo origen y composición concreto no está avalado por ningún análisis químico de las mismas, ya que, hasta ahora siempre se han achacado al carbón vertido a la bahía gijonesa por el naufragio del Castillo de Salas.

“No cabe duda que estas manchas generan una importante inquietud ente los vecinos de Gijón, que cada vez se muestran más desconfiados sobre el origen de las mismas, por eso es necesario realizar estudios rigurosos sobre su composición que posibiliten clarificar completamente su origen”, afirmó Jose Carlos Fernández Sarasola lamentándose del impacto negativo que la aparición de las mismas tiene sobre la imagen turística de nuestra ciudad.

Además, también ha anunciado que solicitará a través de un ruego en la Comisión de Medio Ambiente que se amplíe el cometido del Observatorio de la playa de San Lorenzo para extender su ámbito de actuación se extienda a toda la bahía gijonesa, ya que se trata de una unidad con una dinámica interna determinada que afecta a todos los elementos que la componen y que están estrechamente relacionados entre sí, y no parece que tenga mucho sentido seguir analizando y estudiando sólo uno de ellos.

Para ello, considera necesario que se intente incorporar más agentes a este observatorio como por ejemplo al departamento de Biología de Organismos y Sistemas de la Universidad de Oviedo para que en el seno de este observatorio se puedan abordar también otras cuestiones importantes como la contaminación que parece la bahía y como esta influye en los distintos elementos que la componen y en la calidad de las aguas.

“Hasta ahora este observatorio se ha centrado principalmente en la perdida de arena de la playa de San Lorenzo, creemos que puede tener un cometido mucho más amplio y realizar un seguimiento adecuado de toda la dinámica y factores que inciden sobre los distintos elementos de la bahía gijonesa”, concluyó.