Un gijonés ha sido identificado por la Guardia Civil por un delito de estafa al vender y no enviar cuatro llantas de un turismo a un vecino de Chantada, en Lugo, y dos loros a través a otro vecino de la misma localidad.

El investigado anunciaba en una web de artículos de segunda mano cuatro llantas de un turismo y que vendió por 250 euros, pero nunca llegó a enviar la mercancía al comprador. Los agentes comprobaron que en la misma página fueron vendidos dos «loros de raza yaco de cola roja,» con un precio de 400 euros cada uno. El comprador había adelantado la mitad del coste de los animales, sin recibir ninguno de los ejemplares. Después esto le fue imposible volver a contactar con la persona que los vendía. El mismo vendedor anunciaba  los mismos loros en distintas localidades.