El Cuerpo Nacional de Policía sorprendió robando un televisor de 55 pulgadas a un joven de 18 años cuando salía de un bar de la calle San Nicolás, en Pumarín, al que había accedido por la fuerza fracturado la luna con la tapa de una alcantarilla.

El detenido, que cuenta en su historial delictivo con antecedentes por robos, estaba siendo buscado por la Policía Judicial por ser sospechoso de la autoría de otros dos robos en bares días anteriores, en los que fue grabado por las cámaras de seguridad.