Saltar al contenido

Las campañas de control de gaviotas y palomas suponen un desembolso anual aproximado de unos 60.000 euros

15/09/2017
Gijón

Desde el año 2006 el Servicio de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Gijón llevan a cabo programas de contención y control de las poblaciones de ambas especies de aves. Estas campañas de control de gaviotas y palomas suponen un desembolso anual aproximado de unos 60.000 euros.

Con respecto a las palomas, se realizan capturas bianuales, usualmente en primavera y otoño, prestando especial atención a las zonas sobre las que se reciben quejas de los ciudadanos, siempre que exista en las proximidades un espacio público adecuado para la captura. Siguiendo esta línea de actuación, en los últimos años se ha actuado en las proximidades de las terrazas de los establecimientos de hostelería.

Tras seis años de campañas de control continuadas entre 2006 y 2012, fecha en la que se hizo el último censo, la población de palomas se redujo en un 60%, pasando de 5000 a 2000 individuos.  No obstante, la elevada tasa de reproducción de las palomas, favorecida por el cebado dado por algunos ciudadanos, les permite recuperarse rápidamente.

Respecto a las gaviotas, desde el año 1996 se realizan controles de la población, en concreto a la especie patiamarilla. Estas campañas se llevan a cabo entre mayo y junio, coincidiendo con el periodo de anidamiento y cría. El trabajo consiste en la retirada de nidos, huevos y, en su caso, polluelos de los tejados de los edificios de las comunidades de propietarios que lo solicitan. A la vista de los datos, tras veintidós años de campañas continuadas, se aprecia que, tras un incremento del número de individuos durante los primeros años, en los últimos seis años la población tiende a estabilizarse, manteniéndose en torno a unas 650 parejas reproductoras.

 

Además, con el objeto de contribuir aminorar el problema, el Área de Sostenibilidad y Cambio Climático del Ayuntamiento de Gijón y EMULSA, en colaboración con la Asociación de Hostelería y Turismo de Asturias (OTEA) promueven la campaña divulgativa ¡Tengamos la tapa en paz!, para evitar los restos de comida en las terrazas de hostelería que  atraen a palomas y gaviotas.

5/5 - (315 votos)
Configuración