El Ayuntamiento de Gijón y Cocemfe Asturias han puesto en marcha la campaña ‘Ponte en mi lugar, no en mi sitio’. Con ella se pretende concienciar al resto de conductores de la importancia de respetar las plazas de aparcamiento destinadas a personas con movilidad reducida. Se impondrá sanciones de hasta 200 euros y se retirada de los automóviles que hagan mal uso de estos espacios. Esta presentación se enmarca dentro de los actos de la Semana Europea de la Movilidad.