El Portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos, José Carlos Fernández Sarasola, presentará en el próximo Pleno una Proposición para solicitar la creación de un registro público en el que se inscriban la totalidad de los contratos de alta dirección suscritos en el ámbito del Ayuntamiento de Gijón, sus empresas y organismos autónomos.

“Creemos que desde el Ayuntamiento se debe garantizar una transparencia total en torno a las contrataciones de alta dirección que tiene suscritos y la creación de un registro para estos contratos, similar al que ya existe en el Principado de Asturias, nos parece un buen instrumento para ello”, afirmó Sarasola.

En este sentido, recordó que este tipo de contratos son los que se utilizan para la contratación de buena parte de los cargos directivos en el consistorio y será la modalidad contractual que se utilizará en la provisión de los nuevos cargos directivos, en el caso que la persona contratada no sea funcionario, y para el gerente de la empresa Divertia.

“Las condiciones laborales de estos directivos no se regulan por lo establecido en el Convenio Colectivo sino por lo que específicamente establecen estos contratos, y no me refiero sólo a las retribuciones si no a otras cuestiones tan importantes como las incompatibilidades o las indemnizaciones en caso de despido”, explica el concejal de C´s.

Sarasola ha recordado que en otras administraciones públicas se han dado caso de contrataciones “blindadas” a través de establecer indemnizaciones millonarias. “No sabemos si Gijón tiene algún contrato blindado o no, ni lo que cobran estos directivos, ni sus condiciones laborales, y creemos que a través de este registro se arrojará luz en esta materia”, explicó.

Este registro tendría carácter público y en el que, de acuerdo a la propuesta presentada, se debería incluir la identificación de la persona contratada, la denominación del puesto desempeñado, el procedimiento seguido para su selección, la duración del contrato, la retribución convenida, las condiciones laborales y la indemnización acordada en el caso de la extinción del contrato por voluntad del empleador.