A los operadores portuarios Ebhisa y Lissan Coal Company se les ha abierto sendos expedientes sancionadores desde la Consejería de Medio Ambiente por las nubes de carbón que llegaron a la costa urbana de Gijón.

La consejera Belén Fernández informa que se le exige responsables del puerto entregar un estudio de viabilidad de los apantallamientos para las zonas portuarias de Aboño y de El Musel. También destaca que la Autoridad Portuaria debe asfaltar la explanada, regar las parvas de carbón y usar tensoactivos. Recuerda la consejera que «todas estas medidas estaban incorporadas en las autorizaciones regionales, pero no han sido debidamente aplicadas».

Fernández advierte que desde administración regional estarán “vigilantes y exigentes para que se cumplan todas las medidas ambientales de los espacios portuarios».