Desde el Grupo Municipal Popular ven con preocupación que el equipo de Gobierno Municipal siga adelante con su proyecto para convertir el antiguo edificio de Vicasa en el futuro Albergue de peregrinos de Gijón. «Vicasa es un proyecto que siempre estuvo rodeado de dudas, un capricho político que va a costar a todos los gijoneses 1,4 millones de euros y que en el actual contexto económico solo cabe calificar como un indecoroso despilfarro de dinero público», señala la concejal Ángeles Fernández-Ahúja.

Como hen venido denunciando desde el Grupo Popular, «se ha actuado de forma unilateral, rompiendo un convenio ya aprobado y desaprovechando unas obras de rehabilitación y acondicionamiento ya ejecutadas para reformar la Casa Paquet; unas obras que, conviene no olvidar, han costado a las arcas municipales más de 650.000 euros».

Además, destacan «la renuncia Casa Paquet nos aboca a perder oportunidades de crecimiento turístico aprovechando la celebración del «Xacobeo» 2021, oportunidades de generar actividad económica y empleo en un momento en el que esa debería ser la prioridad política municipal».

Los Populares señalan que «mientras que muchos ciudadanos se están viendo obligados a reducir gastos prescindibles y superfluos, incluso en algunos casos los indispensables, el Ayuntamiento de Gijón se dispone a afrontar una inversión a todas luces excesiva e innecesaria. Mientras, parece no haber recursos para actuaciones más necesarias y más urgentes, como atender a las familias que atraviesan graves dificultades económicas por la crisis o luchar contra una crisis rampante. Y es que tenemos un gobierno municipal que cada día parece más desconectado de la realidad social de la ciudad».