El Grupo Municipal VOX en el Ayuntamiento de Gijón ha presentado para su debate en el próximo Pleno una proposición para frenar las ocupaciones ilegales y ayudar a las víctimas de la “okupación”. En tal sentido, la concejal Laura Hurlé manifiesta que “en los últimos años se ha agravado notablemente el problema de la ocupación, tanto en la zona urbana como en la rural.

Los propietarios legítimos de los inmuebles se ven desamparados ante la lentitud de los procedimientos judiciales. Desde el Ayuntamiento tenemos la obligación de apoyarles y defenderles, en su calidad de propietarios, son ellos los que contribuyen con sus impuestos al funcionamiento de la ciudad”. Por eso el Grupo Municipal VOX “propone crear un órgano de apoyo y asesoría legal para las personas físicas víctimas de la ocupación ilegal”.

La concejala de VOX opina que “a los propietarios no solo se les priva del uso de su inmueble, sino que además tienen que hacerse cargo de todos los gastos. Solicitamos la suspensión de las tasas municipales (IBI, recogida de basuras, agua…) durante el periodo de okupación de la vivienda para aliviar las cargas económicas de las personas propietarias del inmueble hasta que puedan recuperarlo”, añade.

“Como medida para desincentivar la ocupación ilegal, exigimos la suspensión de todas las ayudas municipales que estén recibiendo los okupas. No se puede vivir al margen de la Ley y sostenido por el dinero público a costa de los impuestos de los gijoneses, entre los que seguramente se incluya el legítimo propietario», concluye la edil.