Cuidado de Personas Mayores en gijón

Depencare es la plataforma de cuidado de personas mayores que dispone de los cuidadores a domicilio más adecuados a cada circunstancia. Cuenta con una extensa red de profesionales que prestan sus servicios por horas o por periodos de larga duración, en función de las necesidades de cada persona.

Nuestra región cuenta con una pirámide de población muy envejecida; situación que se agrava con una escasez de plazas en residencias de ancianos. La memoria de la Fundación Municipal de Servicios Sociales de Gijón muestra datos muy interesantes con respecto a la evolución de la población de la ciudad en cuanto a edad se refiere, en rasgos generales, podemos decir que el 24% de la población de Gijón supera los 65 años y que de este porcentaje, el 55% es dependiente.

Los gijoneses de avanzada edad pueden tener una vida plena en su propio domicilio, pero para ello hay que ser capaces de ofrecerles el soporte y acompañamiento adecuado, mediante un cuidado profesional fundamentado en la empatía y la humanidad.

El cuidado de personas mayores en Gijón, supone un doloroso dilema que unas veces implica hacer un importante esfuerzo económico por el precio de las residencias, y otras, sacrificarse personalmente para cuidar a sus allegados.

¿Qué pasa por la cabeza de las familias cuando deben encargarse del cuidado de sus mayores?

Cuando nuestros mayores requieren cuidados y los propios familiares no les pueden atender, es habitual que éstos se sientan culpables, pero esto no debe ser así, ya que en la mayoría de las ocasiones no se tiene tiempo debido a otras responsabilidades que se han asumido.

No debemos olvidar que el cuidado de una persona mayor requiere de un gran sacrificio por parte del cuidador, que no es raro que acabe generando el denominado “síndrome del cuidador”. Además, cuando una sola persona de la familia se encarga de los cuidados, esto puede afectar a las relaciones dentro de la familia.

Por estas razones, es por lo que contar con una persona con experiencia que nos ayude, puede ser de gran ayuda, además de poder apoyar a toda la familia con algunas tareas domésticas.

Ventajas de la asistencia a domicilio

Más libertad e independencia

Lamentablemente con el paso del tiempo y el envejecimiento las personas van perdiendo independencia y autonomía, pero esta se puede recuperar en parte por medio de la ayuda a domicilio. Esto no significa que la familia pueda despreocuparse. La familia debe estar ahí siempre que pueda, pero lamentablemente en muchos casos no puede estar todo el tiempo que le gustaría. En esos huecos es en los que una cuidadora aporta un gran valor.

Es importante para la autoestima de las personas mayores poder seguir haciendo su vida sin tener que estar pidiendo “favores” constantemente o sintiendo que incomodan a sus familiares. Las cuidadoras en este sentido proporcionan un inestimable servicio en forma de compañía, aseo, movilidad, etc.

Por su parte, las familias pueden estar tranquilas sabiendo que cuando no pueden estar pendientes personalmente, su familiar va a estar siempre bien atendido.

Permite estar cerca de la familia

Una de las grandes ventajas del cuidado a domicilio, es que el mayor no experimenta cambios de residencia que le puedan estresar o alterar de alguna manera. Además, el hecho de estar en un entorno conocido y familiar favorece su propio bienestar y seguridad.

Mantenemos el entorno habitual de la persona

Como hemos mencionado anteriormente, el hecho de estar en un entorno conocido y familiar permite a la persona mayor sentirse mejor y ser más feliz. Además, el hecho de estar en el mismo sitio permite a la persona seguir socializando con las personas de su alrededor, contribuyendo a mantener su desarrollo cognitivo.

Mayor atención y cariño

En el cuidado a domicilio, las cuidadoras deben estar pendientes en exclusiva de una sola persona (dos en los casos en los que la ayuda se da a dos familiares). Esto ayuda a que las personas mayores reciban una mejor atención, además de que con el tiempo se crea un vínculo entre la persona a cuidar y el cuidador, que es algo muy importante a esas edades.

Mayor tranquilidad de la familia

Estar cerca de nuestros seres queridos o que estos puedan permanecer donde siempre han vivido da mayor tranquilidad a las familias que saben bien adonde y cómo deben ir para ver a sus seres queridos.

 

Servicios que necesitan las personas mayores

Las personas mayores pueden necesitar diferentes tipos de ayuda, pero las más comunes son las siguientes:

Higiene personal

Para algunas personas puede ser más complicado limpiarse y lavarse adecuadamente, y es una actividad indispensable para mejorar su  bienestar y salud.

Alimentación

Con el paso de los años algunas personas tienen más dificultad para cocinar o incluso para alimentarse. En estos casos es importante contar con una cuidadora que cocine platos del gusto de la persona a atender y en el formato adecuado para su dieta.

Movilidad

Algunas personas mayores debido a diferentes patologías pueden ver afectada su movilidad, por lo que necesitan ayuda o soporte para desplazarse por la casa o cambiar de posición.

Control de la medicación

Algunas personas mayores pueden olvidar el consumo de su medicación, por lo que contar con una persona que les ayude a recordar es muy importante para que puedan mantener su adherencia terapéutica y su salud.

Tareas domésticas

Por último, muchas personas mayores no pueden limpiar su casa, cuidar la ropa o hacer recados, por lo que es importante para ellos contar con una persona de apoyo que realice estas tareas domésticas.