Los tres concejales del Grupo Municipal de FORO en el Ayuntamiento de Gijón, Jesús Martínez Salvador, Pelayo Barcia y Montserrat López, han comparecido esta mañana en una rueda informativa para trasladar su “absoluta disposición a dialogar, negociar y consensuar el presupuesto municipal que Gijón necesita para superar esta difícil situación sanitaria, social y económica que vivimos”. Así se lo han trasladado en una carta remitida a la Alcaldesa, Ana González, y de la que han informado a los medios.

En dicha misiva, los concejales exponen que  “en momentos como el actual, con una crisis sin precedentes en el mundo debido a la pandemia provocada por la Covid-19, los responsables políticos debemos dar respuestas y proporcionar certidumbre a la ciudadanía. Por ello, más que nunca, es necesario que Gijón cuente con un nuevo presupuesto para 2021. En esta lucha, la unidad política ha de ser firme y mantenerse al margen de otras fricciones que podamos tener en otras materias, como es el caso de la movilidad de Gijón”. “A pesar de los insultos, a pesar de los desprecios y pesar de las constantes muestras de rechazo que usted y su equipo de Gobierno nos dirigen cada vez que tienen oportunidad, entendemos que las necesidades de la ciudad están muy por encima de cualquier cuestión política”, agregan en el escrito.

El Grupo Municipal de FORO considera que “es momento de arrimar el hombro, aportar propuestas y contribuir con soluciones a la recuperación de todos los sectores sociales de nuestro municipio”. Por ello, tienden la mano al Gobierno del Ayuntamiento gijonés, “desde el convencimiento sincero de que podemos encontrar puntos de acuerdo en beneficio de Gijón”. Así, proponen diversas iniciativas o líneas de trabajo “que nos gustaría negociar con el equipo que usted dirige; son asuntos que consideramos básicos, y que, en caso de lograr algún acuerdo sobre ellos, harían que nuestro Grupo facilitase la aprobación del Presupuesto para 2021”, explican los concejales foristas.

En rueda informativa, los ediles de FORO han descrito las diez  líneas de trabajo que quisieran tratar con el equipo de Gobierno y sobre las cuales podrían desarrollarse medidas concretas, con aplicación y presupuesto definido, en el caso de que la Alcaldesa acepte iniciar una negociación.

Estas líneas de trabajo son las siguientes:

1.   Ayudas a pymes, autónomos y trabajadores en ERTE.
Poner en marcha un nuevo paquete de medidas, de cuantía similar a las aplicadas en mayo de 2020, dirigido a que la actividad económica no pierda su pulso. El Ayuntamiento debe complementar y ayudar a aquellas pymes y autónomos, y a sus trabajadores en ERTE, que no están siendo ayudados, en la medida en que lo necesitan, por otras administraciones; haciendo hincapié en aquellos negocios que aún no han podido abrir tras el estado de alarma.

2.   Ayudas a afectados por la crisis económica de la Covid-19.
La inmediata creación de una batería de medidas transversales (ayudas económicas, acciones de formación, planes de empleo, etc.) dirigidas en exclusiva a aquellas personas que hayan perdido el empleo desde la declaración del estado de alarma del 14 de marzo de 2020, diferenciando estos programas de los habituales dirigidos a parados de larga duración.

3.   Ayudas sociales – Renta Social.
La creación de una ayuda finalista dirigida a las personas con escasos recursos, que, en cierta medida, dé continuidad a la Renta Social puesta en marcha en 2017, con los cambios –incluido el de nombre– que el Gobierno quiera proponer. Esta ayuda, además de otras dirigidas a las personas que carecen de ingresos, debe garantizar que el gasto revierta en el pequeño comercio de Gijón y tenga un efecto revitalizador de la actividad económica de la ciudad.

4.   Mejora de la limpieza de la ciudad.
Recuperación del estándar de calidad perdido en los servicios que presta la empresa municipal de servicios de medioambiente. Es notorio que durante el presente año, tanto el mantenimiento de los jardines y zonas verdes como la limpieza de la ciudad ha descendido de manera drástica. Por ello creemos que deben articularse las medidas necesarias para que los jardines vuelvan a estar bien mantenidos y las calles limpias, no solo incrementando el número de personas trabajadoras en EMULSA sino sus medios técnicos y organizativos para mejorar este servicio.

5.   Dignificación de la función pública ante la ciudadanía.
Que se refuerce la atención a la ciudadanía en todos los servicios, tanto en recursos humanos como en medios técnicos y de seguridad para garantizar el mantenimiento óptimo de estos servicios y prevenir la aparición de una brecha digital, de manera que no se produzcan los problemas que se han visto en otras administraciones.

6.   Fomento del Transporte Público para desincentivar el vehículo privado.
Que se incremente la aportación municipal a EMTUSA, para salvaguardar la empresa de la bajada de ingresos que ha tenido como consecuencia de la pandemia. Además, en paralelo, debe hacerse un estudio profundo para redefinir y adaptar las líneas a las necesidades de los vecinos de Gijón, tratando de incrementar su número de viajeros y no olvidando a la zona rural.

7.   Reducción del precio del agua.
Se ha demostrado que el incremento del 5% del precio del agua que se produjo en 2020, cuando llevaba congelado varios años, «atendía a razones ideológicas y no reales, ya que el dinero recaudado sobra en la empresa de aguas y se utiliza para fines distintos a su objeto social». Por ello proponen que se haga una bajada de ese precio para ajustar los ingresos de la EMA a los gastos que competen a esta empresa.

8.   Participación y Presupuestos Participativos.
El coronavirus no puede servir como excusa para limitar los derechos de la ciudadanía, y uno de ellos es el de participación: el derecho que tienen los gijoneses a participar en las decisiones del Ayuntamiento, y que se ha visto muy limitado en los últimos meses. Por ello pedimos que se fije una estrategia para redefinir la participación ciudadana y proponemos, como medida concreta, que para 2021 se reserven fondos para la realización de unos presupuestos participativos; así como el estudio de otras medidas, como pueden ser las consultas ciudadanas, que hagan a los gijoneses más partícipes de las decisiones más importantes del Ayuntamiento de su ciudad.

9.   Programación cultural y espectáculos: prepararnos para la salida de la crisis.
Que se ‘generen ahorros’ para que, en el momento en que se salga de esta situación, podamos incrementar al máximo la actividad, por encima de lo habitual, apoyando a los principales organizadores de eventos y promotores musicales, para que se vuelva a situar a Gijón como el referente del norte de España en eventos culturales.

10.               Deportes para mayores y en familia.
Aprovechar el parón que ha supuesto esta pandemia para redefinir y dimensionar la actividad deportiva prestada por el Patronato Deportivo Municipal a la nueva realidad que salga de esta crisis sanitaria, haciendo que el deporte, especialmente al aire libre, sea prioritario entre las personas de edad avanzada y se vea como una alternativa a formas de vida más sedentarias y poco favorables en la situación de pandemia que estamos sufriendo.