Un varón ha sido rescatado este martes tras precipitarse, a la una de la madrugada, desde una altura de tres metros a las rocas en la zona del Rinconín. El hombre tropezó al acercarse a mirar el mar, donde le pareció ver algo flotando.

Fue un hombre paseando quien alertó al 112. En ese momento, el hombre llevaba doce horas en las rocas. Fue necesario un helicóptero de los bomberos para poder realizar el rescate.

Los servicios sanitarios lo trasladaron al el Hospital de Cabueñes al presentar múltiples fracturas, en la pelvis y brazo izquierdo, y una fuerte hipotermia.