El Cuerpo Nacional de Policía ha detenido en el barrio de La Perchera a un varón, de 35 años de edad, causar desperfectos por valor de 1.200 euros en el coche de su vecino.

El propietario de vehículo lo dejó estacionado en la calle durante la noche y a la mañana siguiente se encontró el lateral rayado con un objeto punzante. A los cuatro días después, volvió a encontrarse rayonazos por el otro lateral. Los desperfectos totales ascendían a 1.200 euros.

Un testigo avisto le pareció sospechosa de un hombre cerca de un automóvil. Lo vio agacharse al lado del coche de su vecino y mantenerse unos minutos en esa posición moviendo el brazo. Cuando se acercó al vehículo, comprobó que había causado unos rayones evidentes en la zona que estaba manipulando.

Tras averiguar la identidad del autor, se comprobó que mantuvo una amistad con el dueño del coche durante años y se había roto por circunstancias personales. El presunto autor no quiso dar explicaciones sobre lo sucedido, pero se sospecha que podría tratarse de una venganza.