Los agentes de la Brigada de Seguridad Ciudadana de Gijón, pertenecientes al Cuerpo Nacional de Policía, intervinieron un bar ubicado en La Arena cuyos responsables toleraban el consumo de estupefacientes y su distribución de drogas.

En el interior del local hallaron varios envoltorios plásticos tirados en el suelo, por lo que  se decidió identificar a la mujer al frente del negocio, quien al ser cacheada le fueron interceptadas 19 papelinas de cocaína que escondía entre las medias. Además, se le intervinieron un spray de autodefensa, un puño americano y 150 euros ocultos detrás de la barra. A dos clientes también se le intervino dos papelinas admitieron haberlas comprado en el interior del bar.

La detenida, de 48 años de edad, cuenta en su historial delictivo con antecedentes por delitos contra la salud pública.