El concejal del Grupo Municipal de Ciudadanos, Rubén Pérez Carcedo, propondrá en el próximo Plano que desde se paralice el cobro de la plusvalía en los casos en los que se pueda acreditar la inexistencia de una ganancia real sin necesidad a esperar la modificación legislativa de la Ley de Haciendas Locales para adaptarla a las sentencias del Tribunal Constitucional que declararon nulo el cobro de este impuesto cuando no se produzca ganancia y que lleva ya casi dos años de retraso. 

Para ello, presentará una enmienda a una iniciativa de VOX en la que plantea la supresión de este impuesto para todos los supuestos. “Algo que al día de hoy es completamente inviable desde un punto de vista económico ya que supondría dejar de ingresar más de 15 millones de euros al año, una cantidad a la que el Ayuntamiento no está en condiciones de renunciar. No así, el dejar de cobrarla cuando no exista una ganancia real, estaríamos hablando de una cantidad poco significativa en el conjunto del presupuesto y, que, además, se está cobrando de forma irregular por lo que tarde o temprano habrá que devolverla. Así que mejor no cobrarla directamente”, señaló.

En este sentido, aclaró que lo que pretenden es terminar con la paradoja de que en Gijón si se vende un inmueble perdiendo dinero haya que tributar como si se hubiera ganado, algo que va contra cualquier lógica y que ha sido declarado nulo por el Tribunal Constitucional hace ya más de dos años.

“Sin embargo, el gobierno de Foro primero, y ahora el Socialista ha hecho caso omiso a está sentencia y no han paralizado su cobro en estos supuestos como sí han hecho otras ciudades. Una circunstancia que obliga a los ciudadanos a tener que abonarlo injustamente y luego tener que acudir a los tribunales para que se les devuelva. De hecho, el Ayuntamiento ya ha tenido que devolver 582.000 euros cobrados indebidamente”, explicó.

“El Gobierno debe dejarse de excusas, en otras ciudades se ha hecho sin problemas, aquí parece que está más preocupado por recaudar que por garantizar los derechos de los ciudadanos”, concluyó.