Un joven de 30 años, con una discapacidad del 75% reconocida, habría fallecido en un centro de salud de la ciudad después de sufrir un altercado en las puertas de El Molinón durante el partido de la selección española de fútbol.

El joven salió del campo durante el partido y cuando intentó volver a entrar, la seguridad privada del estadio se lo impidió. Al parecer la situación terminó con un forcejeo y el chico detenido.

Por el estrés sufrido tuvo que ser trasladado a un centro de salud, donde entró en parada. Los servicios sanitario intentaron la reanimación durante una media hora sin lograrlo.

La Policía ha abierto una investigación para esclarecer los hechos.