El Cuerpo Nacional de Policía ha arrestado a un varón de 48 años al que se acusa de hurtar joyas, valoradas en 1.500 euros, en una vivienda de La Calzada donde hacía una reforma.

La propietaria interpuso una denuncia tras desaparecer un cordón de oro y una cadena de gran valor sentimental que guarda en un cajón de la mesita del dormitorio principal. Notó la ausencia de las joyas tras la reforma, pero no sospechó del trabajador porque era conocido de un familiar, quién se lo recomendó.

La investigación permitió averiguar que el autor del robo era el trabajador, que había conseguido un dinero extra con la venta de los efectos sustraídos.