Una persona que rebusca en la basura ha encontrado la madrugada del viernes el cadáver de un bebé recién nacido en un contenedor de basura de la calle Jenaro Suárez Pérez, en el barrio de Nuevo Roces.El hombre alertó a las 3:00 horas a la Policía tras encontrar el cuerpo sin vida del bebé dentro de una bolsa.

  
  

Hasta el lugar se ha desplazado profesionales sanitarios que certificaron que el bebé, un varón, había fallecido. También Policía Científica y Judicial, además del forense y equipo judicial, que ha ordenado el levantamiento del cadáver y su traslado al Instituto de Medicina Legal de Oviedo. Para realizarle la autopsia.

  
  
  
  

Los investigadores guardan cautela y mantienen todas las hipótesis abiertas. Por el momento se  desconoce si la madre pudo dar a luz en un hospital o en otro lugar.