El Cuerpo Nacional de Policía detuvo el pasado fin de semana a un varón de 39 años, camarero de un bar ubicado en el barrio de Pumarín, por vender hachís en el interior del local.

La policía fue alertada de que varios jóvenes estaban consumiendo drogas en una zona del barrio de Pumarín. Los agentes comprobaron que estos individuos estaban fumando hachís en la vía pública, por lo que se les tramitó las pertinentes denuncias.

Los consumidores admitieron haber adquirido la sustancia en cierto bar, que ya intervinieron en él en otras ocasiones. El camarero ya fue detenido el pasado mes de como responsable de la distribución de hachís al por menor. Durante la inspección del local se encontró en la parte interior del mostrador dos trozos de hachís de más de 100 gramos.