Los disruptores endocrinos (EDCs por sus siglas en inglés) son sustancias químicas ajenas al organismo capaces de alterar el sistema hormonal del organismo -tanto en seres humanos con en animales- responsables de múltiples funciones vitales como el crecimiento, el desarrollo neurológico e inmune o el desarrollo sexual.  Estos contaminantes, al imitar o alterar el efecto de las hormonas, pueden enviar mensajes confusos al organismo ocasionando diversas disfunciones. Ante el peligro que la exposición continúa de la población a contaminantes hormonales presentes en el ambiente, los grupos municipales PSOE, Xixón Sí Puede e Izquierda Unida consideran que el Ayuntamiento debe tomar medidas para minimizar los riesgos.

Unos riesgos de los que advierte la Organización Mundial de la Salud, que afirma que estas sustancias pueden generar problemas en la salud reproductiva, tumores y enfermedades en órganos hormono-dependientes, enfermedades inmunológicas y alteraciones en el desarrollo del sistema neurológico. A la vez, la Sociedad Española de Salud Pública y Administraciones Sanitarias considera que la exposición a estas sustancias supone una amenaza para la salud, el bienestar e incluso la economía.

Por todo ello, los grupos municipales coinciden en señalar que las administraciones locales juegan un papel clave en la sensibilización y la información a la ciudadanía sobre este peligro, cuestiones fundamentales para reducir la exposición de la ciudadanía a estos contaminantes. En este sentido, se ha presentado un ruego conjunto a la Comisión de Bienestar Social, Cooperación, Cultura y Educación en el que se demanda al equipo de Gobierno la realización de un estudio previo para la evaluación de la viabilidad de la adquisición de productos sin disruptores hormonales en todas las compras que lleven a cabo el Ayuntamiento de Gijón y los organismos dependientes.

Además, se reclama que desde el Consistorio se fomente y potencie el consumo de alimentos con certificado ecológico y el uso de envases alimentarios sin tóxicos en los centros dependientes del Ayuntamiento o en aquellos de especial sensibilidad como los comedores escolares, guarderías o centros de salud. A la vez, los tres grupos municipales valoran que el Ayuntamiento debe informar desde su página web de este asunto y realizar una labor de divulgación sobre lo que son los disruptores hormonales y las medidas que se pueden tomar para su reducción.