La Policía Local de Gijón detuvo durante el fin de semana a nueve conductores por diferentes delitos contra la seguridad vial. Siete de ellos fueron detenidos por circular con altas tasas de alcohol, uno por negarse a hacer las pruebas de alcoholemia y otro más por conducción temeraria.

Otros cinco conductores fueron denunciados por la vía administrativa, por superar los límites máximos de alcohol y por circular con drogas en su organismo.