Cientos de ciudadanas y ciudadanos esperaban este viernes en la Plaza Mayor para dar su último adiós a Vicente Álvarez Areces, alcalde de ciudad entre 1987 y 1999.

El féretro llegaba a las 12 del mediodía al Ayuntamiento ante un respetuoso silencio, solamente quebrantado por el emotivo aplauso de todas las personas presentes. La capilla ardiente permaneció abierta al público hasta las siete de la tarde. El acto de despedida tendrá lugar el domingo a las 12 del mediodía en el Teatro de La Laboral.