gijon.es

El portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Gijón, Jose Carlos Fernández Sarasola, ha exigido la celebración de un consejo de administración de EMVISA para abordar la situación en la que se encuentra esta empresa municipal y, muy especialmente, las ayudas al alquiler.

En este sentido recordó que se disponen de aproximadamente 4 millones de euros destinados a las ayudas al alquiler y que las previsiones de la empresa son que, al menos, necesitarán otros 400.000 euros para atender a todos los compromisos. Sin embargo, no está prevista ninguna aportación extraordinaria en el Plan Económico Financiero por lo que la empresa de no adoptar ninguna medida terminará el ejercicio en déficit, y por lo tanto entrará en causa de disolución de acuerdo a la legislación vigente.

«Una vez más la falta de política social propia y la asunción de los postulados de la izquierda más radical por parte del Gobierno de Foro pone en riesgo la cobertura y ayudas sociales. Ya vimos los problemas que nos causó la puesta en marcha de forma precipitada la renta social municipal y ahora estamos viendo como las ayudas al alquiler se han vuelto insostenibles por haber modificado las bases incrementando las prorrogas sin haber echo un estudio de su coste y viabilidad», explicó.

Además, esta grave situación hace que al día de hoy resulte prácticamente imposible atender nuevas solicitudes, lo que perjudica claramente a los jóvenes que acceden por primera vez a una vivienda, y pone en riesgo la renovación de las ayudas ya vigentes. Por eso, para Ciudadanos, es necesario que se convoque urgentemente un Consejo de Administración para que el Gobierno presente el Plan de Viabilidad al que se había comprometido y las medidas a tomar para garantizar la continuidad y sostenibilidad de estas ayudas.

“Desde Ciudadanos pensamos que esta empresa no puede convertirse en un pozo sin fondo, no se trata de estar permanente poniendo más dinero sino reformular las ayudas al alquiler para asegurar su continuidad y sostenibilidad, por lo que escucharemos cualquier planteamiento que se nos haga desde el equipo de Gobierno en este sentido”, explicó lamentándose que hasta ahora el Gobierno no haya puesto ninguna propuesta seria sobre la mesa.

“No se puede perder más tiempo, la concejala de Bienestar Social se había comprometido a convocar un Consejo de Administración antes del 15 de julio, si en los próximos días no lo convoca contactaremos con los demás miembros para forzar la convocatoria de uno extraordinario”, concluyó.