La Policía Local de Gijón ha arrestado a un varón, de 26 años y natural de Navarra, que tenía seis órdenes de ingreso en prisión y dos de detención pendientes de ejecutar.

Unos agentes iban a denunciarlo este miércoles después de que cometiese una infracción de seguridad ciudadana en la zona de un punto limpio de la calle Juan Carlos I, en La Calzada. Al ser identificado el hombre facilitó inicialmente unos datos de filiación falsos. Los agentes, finalmente, lograron conocer su identidad y descubrieron sus cuentas pendientes con la justicia.