La Policía Local de Gijón ha arrestado a un vecino de Llanera de 28 años que se dio a la fuga en un control policial, a las 7:20 horas del domingo, protagonizando una persecución a gran velocidad por las calles de Gijón.

El hombre circulaba en un Mini One en dirección contraria por la calle Rodríguez San Pedro, pero motoristas de la Policía Local le sorprendieron. En ese momento el conductor emprendió la fuga por la Avenida Juan Carlos I, en dirección a la zona Oeste, saltándose semáforos en rojo a un velocidad que por momentos alcanzó los 150 km/h. Al final de esta avenida, en El Cerillero, se llega a un vial sin salida donde los agentes municipales pretendían cortarle el paso atravesándose con las motos. Pero el conductor no cesó su actitud e intentó arrollarlos. Los policías tuvieron que apartarse para evitar ser atropellados. Por la velocidad, el Mini One perdió el control y se estrelló contra una grúa estacionada. A pesar de ello realizó un nuevo intento de huida.

Finalmente, con la ayuda de otro vehículo patrulla de Policía Local, pudieron interceptarlo y detener a su conductor.