El Cuerpo Nacional de Policía ha denunciado a un menor de 16 años, por haber intentado robar, el pasado viernes a eso de las 21 horas, una bicicleta en el barrio de El Llano.  El dueño de la bicicleta, otro joven de 18 años, salió corriendo tras el ladrón, quien perdió su teléfono móvil en la huída.

Los agentes fueron reclamados por el menor cerca de una de una cafetería del barrio. Este manifestó que un chico le había quitado su móvil y se había marchado en bicicleta. En cambio, varios testigos explicaron que el teléfono había recuperado del suelo por un joven,  para entregarlo en comisaría.

El chico de la bicicleta se encontraba tomando algo en la terraza con su bici sin candar a unos pocos metros, cuando el menor se montó en ella y se puso a pedalear. El dueño se se levantó y corrió tras el ladrón, quién al verse sorprendido tiró la bicicleta y continuó a la carrera, perdiendo su móvil. Cuando volvió a recuperarlo ya lo había recogido la víctima y se había dirigido a Comisaría a denunciar lo sucedido.

El menor terminó admitiendo ante los policías su intención de cometer el robo de la bicicleta y que en el intento perdió su móvil. Una vez en dependencias policiales le fue entregado su smartphone. Las autoridades han informado a su familia y a la Fiscalía de Menores del Tribunal Superior de Justicia de Asturias. Se enfrenta a un delito leve de hurto.