Saltar al contenido

El Museo del Pueblo de Asturias amplía sus fondos con dos donaciones

17/04/2018
Gijón

La concejala de FORO en el Ayuntamiento de Gijón, Montserrat López, ha indicado esta semana que “el Museo del Pueblo de Asturias, cabecera de la Red de Museos Etnográficos de Asturias, amplía sus fondos con dos donaciones, la colección de carteles de Javier García Valledor y dos ambrotipos, primeros procedimientos fotográficos de la historia”.

El Museo del Pueblo de Asturias  “en su labor de  conservar y dar a conocer la  evolución y transformación de la sociedad asturiana, recopila testimonios muy variados: herramientas, y  objetos representativos de cualquier actividad humana,  instrumentos musicales y grabaciones; dibujos y materiales de las artes gráficas; documentación sobre  todas las clases o grupos  sociales, documentos cotidianos muy diversos; testimonios orales, etc”, recordó López.

“Unos fondos y colecciones que nos proporciona una radiografía completa  y única, para conocer todos los ámbitos de la vida cotidiana de Asturias a lo largo de los siglos XIX y XX”, añadió.

“Este año se celebra precisamente el 50 aniversario de su creación, en un  momento que su solvencia y proyección, no lo sitúan solo como cabecera de la Red  de museos etnográficos de Asturias, sino que lo han convertido,  en todo un referente entre los museos españoles de etnografía, antropología e historia”, indicó López.

El Museo “goza también de una importante  implantación social,  y de gran reconocimiento  entre nosotros y  entre los asturianos y asturianas. Hecho que queda bien  reflejado en las abundantes donaciones, depósitos  y legados con los que particulares, entidades, empresas etc.  quieren contribuir a enriquecer sus fondos y colecciones” añadió.

Donación de la colección de carteles de Javier García Valledor al Museo del Pueblo de Asturias

El Museo del Pueblo de Asturias ha recibido la donación de una colección de 72 carteles de Javier García Valledor.

Se trata de carteles de carácter político (mítines, propaganda, fiestas), la mayoría del Partido Comunista, Comisiones Obreras, Día de la Cultura de Gijón, movimiento de Cristianos por el Socialismo, etc., fechados entre 1977 y 1980.

Algunos carecen de Depósito Legal, lo que hace que sean ejemplares muy raros.

La colección de carteles de Javier García Valledor se suma a las que conserva el Museo del Pueblo de Asturias de la misma temática donadas por Asunción García-Prendes, el Movimiento Comunista de Asturias y la Imprenta Mercantil (Gijón), y completa el fondo de carteles de la Transición Democrática, periodo muy prolífico e imaginativo en la historia del cartel en Asturias y España, que forma parte de la amplia colección de carteles que tiene el  museo y que abarca desde el siglo XVIII a la actualidad. Este fondo se dio a conocer por primera vez en la exposición "El cartel en Asturias. Colección del Museo del Pueblo de Asturias" (2009).

Donación al Museo del Pueblo de Asturias de dos ambrotipos

El Museo del Pueblo de Asturias ha recibido la donación de dos ambrotipos gracias a la generosidad de Javier González Santos, profesor de Historia del Arte de la Universidad de Oviedo, que adquirió precisamente con la intención de  donarlos al Museo.

El ambrotipo es uno de los primeros procedimientos fotográficos de la historia. El primero fue el daguerrotipo, que fijaba  las imágenes en una placa de cobre cubierta con un baño de plata y fue presentado en París en 1839, por el francés Louis Daguerre (1787-1851). Muy sensibles al contacto con el aire, se guardaban en unos estuches de madera y cuero protegidos con un cristal y una tapa. Eran además muy caros.

ElMuseo del Pueblo de Asturias tiene en su colección cuatro daguerrotipos que proceden de Castropol y fueron hechos en Cuba. Llegaron a Asturias de la mano de los emigrantes en aquella isla.

El ambrotipo inventado en 1851 EEUU, fue patentado en 1854 por su inventor, el norteamericano James Ambrose Cutting (1814 - 1867).

Este tipo de fotografías se hace mediante la técnica del colodión húmedo.  Gracias a ella se fija en una placa de cristal una imagen en negativo que, cubierta con laca  negra  por su parte posterior,  dará  un positivo.

Ofrecía fotografías de gran calidad, que han llegado hasta nosotros muy bien conservadas. Se presentaban en los mismos estuches que los daguerrotipos.

Tanto estos como los ambrotipos  eran fotografías únicas. La mayoría de los ambrotipos son retratos  y para ello  los retratados tenían que posar durante un largo tiempo completamente inmóviles.

Aunque este fue el proceso más popular para hacer retratos en Estadio Unidos entre 1855 y 1860, los ambrotipos tuvieron poco tiempo de vida ya que fueron reemplazados enseguida por los negativos en placa de cristal, que permitían hacer muchos positivos en papel y a precios mucho más baratos que los dos procedimientos fotográficos anteriores.

Hasta la fecha, el Museo del Pueblo de Asturias no tenía en su colección ningún ambrotipo.

Los dos que acaban de ingresar proceden de Oviedo y pertenecieron a la familia de un emigrante gijonés que estuvo en Cuba y México.

En este caso ambos fueron hechos en México hacia 1860: uno es un retrato individual, que presenta un relieve que recuerda a las fotografías estereoscópicas, y el otro es un grupo familiar de tres personas.

Los dos ambrotipos, que están en muy buen estado y conservan su estuche en perfectas condiciones, miden 12 x 9 cm.

La donación de estos dos ambrotipos enriquece la colección de fotografías del Museo, que a partir de ahora contará con dos ejemplos de uno de los procedimientos pioneros de la historia de la fotografía.

5/5 - (194 votos)
Configuración