El Cuerpo Nacional de Policía detuvo, a las 22 horas del pasado viernes, un varón de 38 años al que sorprendieron forzando con una cizalla la puerta de un almacén, ubicado en el barrio de Cimadevilla, con el propósito de acceder al interior.

Cuando se percató de la presencia policial, el ladrón emprendió la huida, pero interceptado a escasos metros del inmueble violentado. El hombre cuenta en su historial delictivo con once detenciones anteriores.