Saltar al contenido

Los bomberos celebran la festividad de San Juan de Dios

15/03/2018
Gijón

Un año más Gijón celebra la festividad de San Juan de Dios, patrón del Cuerpo de Bomberos. Un servicio que rescata de la amenaza de las llamas a los gijoneses,  salvando vidas y evitando la destrucción de bienes.

Los Bomberos comprenden a la perfección los que es una llamada urgente en mitad de la noche, teniendo que prepararse física y mentalmente, en unos minutos, para intervenir. Actuaciones decisivas porque la vida y la muerte dependen del acierto o el error de cada uno.

También entienden la enorme de satisfacción que produce el trabajo bien hecho. El estímulo que supone recibir la gratitud de la gente auxiliada. El orgullo de sentirse en la vanguardia de un servicio de seguridad esencial para los gijoneses.

A todo lo anterior, los bomberos añaden algo distinto: el riesgo al que se exponen. No es una consideración teórica, sino algo real cada vez que se disponen a apagar un incendio. El bombero trabaja en medio de una escena dramática, que su pericia, profesionalidad y valentía impide que desemboque en tragedia.

La valoración de la actividad desplegada por el Servicio de Extinción de Incendios de Gijón es muy alta. La gente los valora y los respalda. El Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento no necesita publicidad para potenciar su imagen, ya que su actividad diaria es la mejor campaña imaginable. 128 años de trayectoria ininterrumpida avalan suficientemente su buen hacer.

5/5 - (150 votos)
Configuración