Este fin de semana se celebró en Gijón de la Copa de España de Arte Floral, del Congreso Nacional de Floristas que por primera vez se celebró en Gijón. Más de 350 profesionales se dieron cita en nuestra ciudad para debatir y trabajar sobre las novedades del sector floral, un sector que conjuga técnica, arte, innovación y creatividad.

Un sector que depende más de lo deseable de las modas y vaivenes del mercado internacional, con rendimientos en la producción muy superiores al resto de los sectores agrarios. Los años 90 fueron el boom de las flores, y actualmente, la calidad española es inigualable, invirtiendo en innovación y nuevas tecnologías. 

Seis floristas nacionales desarrollaron seis pruebas inspiradas en la cultura asturiana, entre ellas composición de ramo, de mesa, de novia y “elogio del horizonte” en honor a nuestra ciudad. El ganador de la Copa de España de Arte Floral, Carlos Jubany, representará a España en Polonia el próximo año.