El Grupo municipal del PP propone que el reglamento de uso y servicio de las instalaciones deportivas del Patronato Municipal de Deportes (PDM) de Gijón permita el acceso de perros de asistencia a personas con discapacidad y perros de soporte físico y emocional, según dictamen de profesional médico. Asimismo, que también puedan entrar en estos recintos los canes escolta de las mujeres víctima de violencia de género.

La concejal Sofía Cosmen cree necesario que se contemple este supuesto “ya que estos animales dan apoyo físico, psicológico y terapéutico a sus dueños y deben acompañarles en todas las tareas cotidianas”.

En lo que se refiere al acceso y uso de las instalaciones, los populares también señalan que las instalaciones deportivas municipales puedan destinarse, de forma puntual, a actividades de carácter social, cultural o político y cuenten con la correspondiente autorización expresa de la Junta Rectora del PDM.

En las enmiendas presentadas por el PP también se solicita la creación de la figura del inspector “para velar por el cumplimiento de lo dispuesto en el presente reglamento destinando los medios materiales y personales necesarios para el ejercicio de la función inspectora habilitando para ello a funcionarios del PDM.

En este sentido, piden que los funcionarios habilitados reciban formación específica en las materias relacionadas con el objeto de la función inspectora, entre las que señalan, la de verificar los hechos que hayan sido objeto de reclamaciones o denuncias de particulares y puedan ser constitutivos de infracción.

Asimismo, proponen que estos inspectores se encarguen de tramitar la documentación cumplimentada en el ejercicio de la función inspectora y asegurar el control sobre el desarrollo de las actividades deportivas que hayan sido objeto de cualquier tipo de ayuda por parte del ayuntamiento de Gijón y elevación de su informe a la Presidencia del Patronato.

Publicidad

Por otra parte, y en lo que se refiere a la Publicidad, el PP señala que en ningún caso el Patronato concederá autorización para la colocación de publicidad, “cuando su contenido se considere inapropiado en una instalación deportiva municipal y en todo caso deberá cumplir la normativa general de publicidad y la específica sobre menores, alcohol, tabaco y sustancias estupefacientes”.

Por último, sobre las cafeterías y la venta de productos, subraya que a pesar de tratarse de un actividad privada, éste deberá respetar y hacer respetar en sus instalaciones el Reglamento sin perjuicio de lo dispuesto en el correspondiente pliego de condiciones, además de la normativa vigente.

También recoge que el PDM podrá autorizar “de forma excepcional y puntual”, la explotación de los locales de las cafeterías-bares durante el desarrollo de algún acontecimiento deportivo.

Respecto a la venta de rifas y loterías, merchandising, así como el cobro de entrada que den acceso a la competición, “podrá realizarse por los clubes o entidades organizadoras de competiciones, siendo éstos los responsables de cumplir la legislación vigente al respecto y quienes se responsabilicen de las consecuencias legales o comerciales que de dichos actos se deriven.