“Todos los informes son favorables”, dijo Esteban Aparicio, concejal responsable de Seguridad Ciudadana en el pasado Pleno cuando Xixón Sí Puede (XsP) preguntó por la situación de Desguaces Riestra tras el incendio de enero. “El señor Aparicio miente”, afirma David Alonso, concejal  responsable de Urbanismo y Medio Ambiente de XsP tras recabar información sobre la situación administrativa de las instalaciones y comprobar que las administraciones municipal y autonómica no realizaron los trámites pertinentes para dar de paso a la actividad de esta planta de tratamiento de residuos automovilísticos.

En primer lugar, en un oficio del 13 de octubre de 2015 del Servicio de Licencias municipal remitido a la Consejería  de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente se indicaba que el uso pretendido en la parcela para estas instalaciones era “disconforme con la ordenación urbanística”, en la que se preveía un uso de área logística industrial y de servicios.

“Este informe es de hace más de dos años, por lo que en el Pleno de enero ya se debería conocer este dato: así que cuando Esteban Aparicio se escudó en que la situación del Desguace era competencia del Principado, tenía que haber dicho que para conceder la Autorización Ambiental Integrada (AAI) el Ayuntamiento debía emitir este informe y que el mismo fue negativo. Desde la competencia del Ayuntamiento, con buen criterio, no era posible tramitar la Autorización Ambiental Integrada”, remarca Alonso.

El resultado es que la empresa carecía de AAI por el informe municipal negativo “y el expediente quedó durmiendo el sueño de los justos todo este tiempo”, señala el edil de XsP. Sin embargo, en la Junta de Gobierno del Principado 10 de enero de 2018, seis días después del incendio, se alcanza un acuerdo (BOPA, 19 de enero de 2018) en el que se dice que “el Ayuntamiento de Gijón manifiesta en la Comisión de Urbanismo la problemática de la empresa Daniel González Riestra existente en el ámbito de la ZALIA, por lo que en el acuerdo aprobatorio se procede a analizar su situación y concluir que la misma es compatible con el plan especial, no siendo necesario adecuar la ordenanza para garantizar la viabilidad de la preexistencia”.

Esto significa que, aparentemente, se da el 19 de enero de este año respuesta al informe municipal de 2015, tras que la CUOTA modificara el plan especial de la ZALIA como salió publicado en el BOPA del pasado mes. “La ley sin embargo es clara y no admite interpretación alguna”, indica Alonso, ya que en ella se recoge que si el informe municipal es negativo y la comunidad autónoma “no puede dejar el asunto pendiente de forma ilimitada. Tiene que dar una resolución motivada archivando el expediente”. “Aquí está el error, la trampa o como lo quiera llamar el Principado en lo que le atañe, ya que a pesar de que el informe de Gijón era desfavorable, el expediente se mantuvo abierto durante dos años sin adoptar ningún tipo de medida cautelar”, denuncia David Alonso.

De otra manera, en el informe del Servicio de Medio Ambiente, XsP pudo comprobar que la información que previamente había proporcionado la EMA al concejal David Alonso, con fecha del 15 de enero de 2018 no coincide con la que consta en el informe municipal con fecha de 17 de enero de 2018. En este último, se dice que desde su instalación, esta empresa “no ha consumido ni un solo litro de agua de la EMA”, punto que no se le transmitió al edil de XsP, mientras que Aparicio afirmó que había algún tipo de captación. “No sabemos de dónde se abastece de agua la empresa, lo que sí sabemos es que estas inconexiones  en la información son sumamente extrañas”, apunta Alonso.

Finalmente, XsP ha pedido en la Consejería de Industria y Turismo información sobre los hidrantes de la empresa, que aún no se ha proporcionado. “Todo esto que está haciendo XsP podía hacerlo el equipo de Gobierno y tener un poco de responsabilidad para informar sobre lo que pasa en las empresas radicadas en Gijón”, critica el edil de XsP. “Si esta empresa está en esta situación, surgen multitud de preguntas: ¿podemos estar tranquilos? ¿todo funciona? ¿todo está bien? ¿hay más expedientes en el aire?”, plantea Alonso.

Frente a todos estos interrogantes, sí queda claro que, a pesar del intento del Gobierno de Foro de lavarse las manos, sí había una responsabilidad municipal, ya que en principio tenía un informe desfavorable a la empresa. En lo que concierne al Principado “no deja de ser irónico que fuera el Ayuntamiento de Gijón quien le tuviera que decir que el terreno para la instalación de la empresa no era el adecuado ateniéndose a la letra del propio plan especial del Principado”, expone el edil de XsP.

“Por nuestra parte, tanto en el Parlamento asturiano como en el Ayuntamiento vamos a seguir trabajando para que las cosas se hagan bien”, adelanta David Alonso. “En el caso de Gijón, lo que se comprobó a raíz de este incendio es que una empresa que debería tener una AAI llevaba dos años sin tener esa Autorización. Lamentamos que esta información no se transmitiera con total claridad en el Pleno de enero”, resume el edil de XsP.