El PP ha asegurado este martes que al Gobierno de Foro “se le está escapando de las manos la ciudad”, en referencia a la paralización de obra pública y la falta de inversión en esta materia “que todos sabemos es la piedra con la que tropieza continuamente Carmen Moriyón”.

En opinión del portavoz popular Mariano Marín, que esta mañana ha ofrecido una rueda de prensa, “no hay obra pública que no sufra un percance, un retraso, una mala ejecución o que tenga que repetirse”.

Entre las causas de esta paralización, Marín señaló la falta de planificación y, se preguntó en este sentido, “qué fue de la elaboración del Plan de mejora del mantenimiento urbano aprobado en el Pleno de abril de 2016”.

En segundo lugar, para el popular tampoco hay control o inspección de las obras mientras se ejecutan; “simplemente se espera a que la adjudicataria diga que terminó y es entonces cuando los técnicos municipales se pasan por la obra a ver cómo quedó”. Esta manera de proceder, agrega, supone que luego haya que deshacer todo lo hecho.

Para Marín, el ejemplo más claro de esta falta de control son los trabajos que se están llevando a cabo en la Calle Marqués de San Esteban, “la obra emblemática de Foro que sigue sin recepcionarse y padeciendo retoques infinitos”.

Como última causa, Marín señala la “nefasta” gestión de la contratación que permite que pese a que los actuales pliegos pasan por multitud de departamentos “no evitan las grandes bajas por parte de las empresas contratistas, que al final entran en concurso de acreedores o no tienen capacidad técnica para acometer los trabajos, con lo cual las obras se paralizan o se hacen mal”. Desde el año 2013, subraya, el Ayuntamiento ha impuesto penalizaciones por incumplimientos contractuales por un importe total de 260.484 euros.

Entre los ejemplos de «nefasta gestión del Ayuntamiento», el popular ha señalado: la obra del Parque de la Serena, los retrasos en la Calle Aguado o en el Kilometrín, los problemas de las obras de la parcela central del polígono de Pumarín o que haya quedado desierto el concurso para la pasarela peatonal de Nuevo Roces.

Marín se ha preguntado si tras ver cómo se han acometido estas obras qué hubierapasado con otras de mayor calado como  la remodelación de la C/ Manuel Llaneza  y la Avenida de Pablo Iglesias; suponemos que el caos hubiera sido total.

Marín también se refirió a la suspensión “a traición” de las ayudas a rehabilitación de fachadas y barreras arquitectónicas y la achacó a la falta de fondos porque el equipo de Moriyón “tiene que atender la renta municipal y demás demandas de la izquierda populista”.

El popular anunció que su Grupo ha registrado una pregunta para ser respondida en la Comisón de Urbanismo sobre los motivos para declarar desistidas a 41 comunidades de propietarios en la solicitud de este tipo de subvenciones. “Mucho nos tememos que el Ayuntamiento ha vuelto al viejo truco de pedir papeles ‘imposibles’ que los solicitantes no pueden cumplir”.

También aprovechó su comparecencia para denunciar que las ayudas a los alquileres están atascadas, las rehabilitaciones de barrios están paralizadas o parques como el de Avelino Vidal están abandonados. Citó asimismo, la no concreción en los plazos de las obras de las sedes de las asociaciones de vecinos de Somió y Veriña, de la residencia de estudiantes o las escuelas de 0 a 3 años en Contrueces y en el Parque Tecnológico.

“La conclusión de todo ello es que al equipo de gobierno se le está escapando de las manos la ciudad, va a la deriva y si no gobiernas de verdad, de repente la realidad sale a flote y chocas contra ella quedando en evidencia el desastre, la desidia y la improvisación”, dijo Marín.