El Cuerpo Nacional de Policía ha detenido a una mujer de 64 años por amenazar con unas tijeras a la arrendadora de la habitación en la que pernoctaba. Una discusión sobre las reglas de convivencia familiar fue el detonante.

Los agentes se encontraron a la mujer muy agresiva y en estado ebrio, y en su presencia, no cesó en sus amenazas e insultos verbales contra la arrendadora. La mujer cuenta en su historial delictivo con antecedentes por malos tratos, resistencia, desobediencia y daños.