Todos los viernes se establecen reuniones semanales entre los tres cuerpos policiales para coordinar las actuaciones y reforzarlas con integrantes de otros cuerpos si fuese necesario.

La comunicación entre los tres cuerpos es en tiempo real ante cualquier hecho que ocurra en la ciudad. Esta coordinación tiene como resultado las bajas tasas de criminalidad que tiene la ciudad y que las sitúan entre las más seguras de España.

Para los grandes eventos del verano en la ciudad se establece que todos cuenten obligatoriamente con un Plan de Seguridad y de Autoprotección que ha de llevar el visto bueno del Cuerpo de Bomberos. Cada evento contará con un Centro de Control de Emergencias con presencia de los mandos operativos profesionales como Policía Nacional, Guardia Civil, Bomberos y Policía Local; y en ocasiones Capitanía Marítima.

Ante los atentados ocurrido en los últimos meses en las grandes ciudades europeas, como medida de protección cerrará la entrada a todo vehículo donde haya mayor afluencia de público. Además, en Gijón, se exige que todo vehículo que entre en nuestra ciudad de más de 16 toneladas tenga un permiso para circular y se le marca la ruta a seguir.