Restricciones a la libertad de entrada con botellas en la Plaza Mayor en Nochevieja, bajo el pretexto de la seguridad.

hace 2 meses · Actualizado hace 2 meses

Gijón

El Ayuntamiento de Gijón ha desatado la polémica al anunciar medidas restrictivas que afectarán a los ciudadanos durante la celebración de Nochevieja en la emblemática Plaza Mayor. Bajo la sombra de la seguridad, se llevará a cabo un control de acceso que limitará la entrada con bolsas, botellas y otros objetos, generando preocupación entre los gijoneses.

El presidente de Divertia, Óliver Suárez, ha explicado que esta decisión se toma en el marco de las festividades de fin de año, donde la Plaza Mayor albergará las "Peque-Campanadas" a las 19 horas y la fiesta de Nochevieja de 23.00 horas a 3.00 horas. Es crucial destacar que esta medida afectará directamente a los asistentes, limitando su capacidad de disfrutar de la celebración de manera plena.

En un intento de destacar aspectos positivos, Suárez resaltó que esta será la primera vez que los niños de la ciudad podrán disfrutar de una fiesta de fin de año, comenzando a las 18.30 horas y ofreciendo entretenimiento a través de una empresa de animación y un escenario con pantalla gigante y equipo de luz y sonido, el mismo que se utilizará más tarde en la fiesta nocturna.

Tras varios meses de diálogo con los hosteleros de la zona, se logra recuperar y mejorar la fiesta de Nochevieja en la Plaza Mayor. La coordinación musical estará a cargo del DJ Dani Vieites.

Sin embargo, la alegría de la noticia se ve empañada por las restricciones impuestas en la Plaza Mayor, de las cuales se beneficiarán principalmente los locales de hostelería que instalarán barras en las fachadas de sus negocios. Es inevitable cuestionar si estas medidas buscan más el beneficio de la hostelería que la seguridad real de los ciudadanos.

En un intento por justificar las restricciones, el presidente de Divertia expresó su preocupación de que la Plaza Mayor se convierta en un lugar lleno de bolsas y cristales al finalizar la fiesta. Esta afirmación suscita interrogantes sobre si realmente se ha tenido en cuenta la opinión de todos los ciudadanos, no solo la de los empresarios locales.

No obstante, la imposición de medidas tan restrictivas plantea la pregunta de si existen alternativas más equitativas y menos invasivas para mantener la seguridad sin limitar la libertad de los ciudadanos.

Para reforzar la seguridad, se ha confirmado la presencia de efectivos de la Policía Nacional, Policía Local y un servicio de ambulancia. Esto, sin embargo, no disipa las dudas acerca de la proporcionalidad de las medidas adoptadas y si realmente se justifica la creación de un ambiente casi totalitario en la celebración de Nochevieja en Gijón.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir