La Confederación Nacional del Trabajo (CNT) ha hecho pública una la multa de 302 euros impuesta por agentes de la Policía Nacional el pasado mayo a uno de sus miembros por gritar «vergüenza me daría ser policía»  durante un acto de protesta frente un establecimiento de la avenida Schultz. Según el sindicato dicho día, los cuerpos de seguridad«ilegalmente y abusando de su autoridad a dos militantes de este sindicato».