La semana pasada eran detenidos dos varones, de 38 y 46 años, ambos vecinos de Gijón, como autores de dos robos, en octubre del año pasado, en la cafetería de una gasolinera de Pola de Siero, donde se llevaron las ganancias de las máquinas tragaperras y expendendoras.

La investigación hecha por la Guardia Civil ha permitido finalmente, conocer la identidad de los ladrones, que en el momento de los hechos iban con el rostro tapado y el establecimiento estaba cerrado.

Ha sido el vehículo que conducían lo que ha llevado a los agentes a dar con ellos, ya que éste siempre estaba en la localidad cuando sucedían los asaltos. El coche, utilizado en más robos, es de la pareja de uno de los ladrones detenida en Avilés por otros delitos.