🎥 El PSOE pide un programa de intervención socioeducativa con remanente de Servicios Sociales

El concejal del Grupo Municipal Socialista, César González, ha presentado este jueves un ruego en el que se pide al equipo de gobierno que destine parte del remanente de la Fundación Municipal de Servicios Sociales a la puesta en marcha del programa de intervención socioeducativa que aprobó el Pleno hace ya un año.

González ha recordado que este programa buscaba la coordinación las actuaciones que se acometen en el Ayuntamiento en materia de infancia y adolescencia, sobre todo fuera de horario escolar, así como la redefinición de algunos de ellos y la puesta en marcha de otros nuevos.

La primera excusa del gobierno de Foro para no ponerlo en marcha, ha dicho, fue el incumplimiento de la regla de gasto, “algo que todos los grupos políticos comprobamos que no era cierto”. La segunda excusa fue que el Grupo Socialista presentase una enmienda a los presupuestos de 2017, y fue rechazada por Foro, XSP e IU. Y la tercera excusa fue la falta de presupuesto.

Respecto a este último aspecto, el edil socialista ha señalado que muchas de las cuestiones que recoge el programa socioeducativo “no cuestan dinero y solamente requieren voluntad política y ganas de trabajar, que es lo que le falta a este gobierno”, ha indicado.

Por ejemplo, ha destacado la puesta por escrito de las acciones que desarrolla el Ayuntamiento en materia de infancia  adolescencia, la creación de una mesa de trabajo o la reformulación del programa 11×12 para darle mayor carácter educativo o reservar plazas para niños y niñas con necesidades especiales.

El concejal el PSOE ha destacado que el único programa que se está desarrollando en la ciudad en esta materia, con financiación municipal, es Abierto Hasta el Amanecer “y leva años con su aportación congelada”.

Por último ha manifestado que el dinero no puede ser excusa en un Ayuntamiento como el de Gijón, en el que la Fundación Municipal de Servicios Sociales tiene un remanente millonario, tras haber cerrado el 2016 con 4’1 millones de euros en el cajón y un remanente total que, a falta de conocer la liquidación definitiva, rondará los 9 millones de euros.