El portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos, José Carlos Fernández Sarasola, preguntará en la Comisión de Bienestar Social sobre el estado en el que se encuentra la elaboración de la Ordenanza de Accesibilidad Universal y reclamará un cronograma sobre su tramitación.

“Hace un año que el Pleno aprobó por unanimidad la elaboración de esta ordenanza para la que el equipo de Gobierno tenía seis meses para su elaboración. Sin embargo, este plazo ya ha finalizado y las últimas noticias es que se dispone de un borrador pero desconocemos cuando se piensa a tramitar para que esta ordenanza sea una realidad”, afirmó Fernández Sarasola.

Recordó que la elaboración de esta ordenanza se trata de una demanda histórica de las personas que padecen algún tipo de discapacidad y que tendría como principal objetivo hacer de Gijón una ciudad abierta a todas las personas con discapacidad, sin ningún tipo de exclusión, en todos los ámbitos de su vida diaria, incluyendo el deporte, el ocio y la cultura, así como garantizar que los proyectos relativos a la urbanización y edificación reúnen unos requisitos específicos acordes con las necesidades de estas personas.

“Nos gustaría que esta ordenanza pudiera estar aprobada de forma definitiva antes del verano, las personas con discapacidad llevan muchos años esperando por una norma que les garantice sus derechos a nivel municipal. Para ello es necesario que se apruebe cuanto antes el proyecto de ordenanza y así poder empezar su tramitación, un procedimiento que puede ser largo a la vista del tiempo que nos ha llevado la tramitación de otras ordenanzas como la de Transparencia o la de Cesión de Locales Municipales, ambas a iniciativa también de Ciudadanos”, añadió.

En todo caso, desde Ciudadanos se recuerda que el próximo 4 de diciembre de 2017 es el límite temporal establecido en el Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre, que aprueba el Texto Refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social, para que todo entorno construido en el ámbito de la edificación y los espacios públicos urbanizados que sea susceptible de ajustes razonables reúna condiciones de accesibilidad para las personas con discapacidad.

“Vemos imposible que sin esta ordenanza se pueda cumplir esta previsión legal, de ahí que insistamos en la necesidad de tramitar cuanto antes esta ordenanza”, concluyó.